Puerto Rico sobrevive y se aferra a la ilusión

CIUDAD DE PANAMÁ (Clasificatorios de las Américas a la Copa del Mundo de Baloncesto FIBA 2019) – Las selecciones de Panamá y Puerto Rico tuvieron uno de los partidos más intensos e infartantes que se haya visto en las eliminatorias continentales para China 2019.

 

Con el objetivo de mantener viva la ilusión mundialista, ambos conjuntos lo dieron todo, pero al final, Puerto Rico salió con la sonrisa y el alivio.

 

En un gran encuentro escenificado el domingo en la Arena Roberto Durán de Ciudad de Panamá, Puerto Rico dio muestras de vida en los clasificatorios al superar a una Panamá que vendió cara la derrota, 71-70.

 

De esta forma, Puerto Rico (6-4) dejó atrás los dos reveses seguidos con los que entró a este partido, y buscará la clasificación a la Copa del Mundo China 2019 con los dos partidos finales en casa ante Argentina y Uruguay en la próxima ventana de febrero.

 

A su vez, Panamá (4-6) se complicó y necesitará ganar sus partidos restantes (México y Estados Unidos), además de esperar por otros resultados en su grupo y en el grupo F para saber si tendrá alguna opción.

 

Alex Franklin fue la gran figura de Puerto Rico con 14 puntos, seis rebotes, dos asistencias, pero fue su energía viniendo del banco lo que le dio la vuelta al destino de los boricuas, que se metieron en un hoyo de 13 puntos en la primera mitad ante una Panamá que lucía imparable.

 

El juego se dividió en tres partes. Los primeros dos parciales fueron de Panamá, mientras Puerto Rico se apoderó de la tercera manga. Mientras, el parcial final fue uno no apto para cardíacos.

 

Luego de 30 minutos, Puerto Rico lideraba, 54-51, pero Daniel Girón acercó al anfitrión, 56-54, pero los isleños respondieron con canastos seguidos de Eduardo González y David Huertas para seguir en control, 63-58, con 7:07 por jugar.

 

Puerto Rico mantuvo la diferencia de cinco puntos con flotadora de Gary Browne, pero CJ Rodríguez le ripostó con triple para darle vida a la afición local, 65-63, con 3:50 en el reloj.

 

Más adelante, Rodríguez volvió con su tiro a distancia para acercar por uno a Panamá, 67-66, desatando la locura en la instalación. Con canasto de Bishop, los canaleros tomaron el liderato, 68-67, pero dos tiradas libres de Huertas y canasto en penetración de Franklin le devolvieron la tranquilidad a la visita, 71-68, con 1:01 de acción.

 

Panamá soñó con la victoria gracias a dos tiros libres de Javier Carter (71-70) y con una gran gestión defensiva que provocó una pérdida de balón de los boricuas.

 

No obstante, en el ataque final, Trevor Gaskins se fue a lo individual y tomó un errado tiro forzado, lo que provocó una celebración, y alivio, por parte de los puertorriqueños.

 

Panamá empezó fuerte con un Michael Hicks, que lideró la ofensiva local con 12 puntos, como en sus mejores tiempos. Con cinco puntos del veterano delantero, y siete de Carter, los canaleros se fueron en escapada, 16-6, con 3:30 por jugar en el primer parcial, lo que provocó un tiempo de emergencia de los boricuas. Los titulares de Puerto Rico se presentaron lentos en cancha y sin puntería ante una Panamá que no se cansaba de correr.

 

Los boricuas apelaron a las reservas, que pisaron la cancha con más energía que los iniciadores y recortaron distancias, 20-15, luego de los primeros 10 minutos.

 

En el segundo parcial, el local volvió a reclamar ventana de doble dígito, 26-16, con bandeja de Girón. Panamá se vio con más energía ante un Puerto Rico sin respuesta en ofensiva y lento en defensa. Los centroamericanos sacaron la mayor ventaja de la mitad, 13 puntos (33-20), luego de donqueo de Carter.

 

Franklin (con seis puntos en la primera mitad) fue de lo poco positivo para los boricuas y con canasto redujo la diferencia, 35-26.

 

Panamá se llevó la primera mitad, 35-28, lo que marcó otra mitad de pobre ataque de Puerto Rico, que ante Uruguay se quedó en 31 puntos en las dos mitades del partido del pasado jueves.

 

Conscientes de que el boleto mundialista se veía más lejos, Puerto Rico mostró una mejor cara en el tercer parcial.

 

Con bandejas de Browne, Jorge Bryan Díaz, triple de Ricardo Sánchez y un donqueo de Díaz, los boricuas asumieron el control, 39-38, a mediados del segmento.

 

Panamá se recuperó, 44-40, pero canasto de tres de Huertas y doble de Browne, Puerto Rico tuvo su mejor momento del partido, 49-44. Sin embargo, los panameños ripostaron con cinco puntos seguidos para empatar las hostilidades, 49-49, luego de triple de Hicks.

 

Puerto Rico no entró en pánico y terminó en buena forma el parcial para irse al segmento crucial en la delantera, 54-51.

 

FIBA

 

Sorry, comments are closed for this post.